“Manuel Belgrano era un animador de la unión nacional”


El historiador y escritor Esteban Dómina publicó el libro ‘Belgrano, a corazón abierto’, en el que aborda la relevancia del legado del creador de la insignia patria. “Traté de rescatar el enorme perfil humano de Belgrano”, sostiene ‘Tito’. “Estaba convencido de que la educación era la herramienta de la libertad de los pueblos y que dejarían de ser esclavos cuando tuvieran acceso a la educación”, señala.


Esteban Dómina repite en sus alocuciones la relevancia de “conocer el pasado para iluminar el presente”. En tono pedagógico divulga la historia con el fin de brindar herramientas para “no incurrir en los mismos errores, no tropezar con la misma piedra, algo en lo que los argentinos somos campeones mundiales”, explica el escritor y político cordobés, que publicó el libro ‘Belgrano, a corazón abierto’.


Esta obra, que salió a la luz en 2020 en medio de la pandemia, ha cosechado muchos elogios por la forma en la que expone al prócer argentino.


En diálogo con PERFIL CÓRDOBA, Domina contó: “Titulé así el libro porque, justamente, trato de rescatar el enorme perfil humano de Manuel Belgrano. Me llamó la atención en la investigación que, quien le practica la autopsia, dejó asentado el tamaño anormal de su corazón. Obviamente que tiene que ver con su enfermedad, pero simbólicamente lo tomo como una manifestación de lo que era Belgrano, que tenía un gran corazón”.


Se apasiona ‘Tito’ cuando habla de Belgrano. No tiene temor en exclamar bien alto que se declara “un fan belgraniano”. La conversación sobre el creador de la bandera dura cerca de una hora y pasa por diversas emociones. “Me decidí hacer el libro por la admiración que tengo por él, por sus valores y principios”, explicó.


“El libro está planteado sobre sus vivencias, de cómo a él todo le resultó difícil y sobre todo teniéndolo todo para pasarla bien, ser un ganador en la vida, porque tenía las mejores cartas, decide dejarlo de lado para consagrarse a una causa, que en ese momento era una aventura, que era la independencia, la libertad. Y termina su vida pobre, enfermo y olvidado”, relata Domina, que en su reflexión se lamentó: “Siempre me pregunto y repito: qué pena que no lo hayamos tenido a Belgrano en tiempos de paz”.


¿Por qué? –Él era un visionario, veía más allá de su nariz. Por ejemplo en la educación. Cuando le dan un premio personal por las victorias en Salta y Tucumán, le otorgan una recompensa muy importante y en vez de tomarla para él, lo que hace es donar el dinero para hacer cuatro escuelas en el norte. Él estaba convencido de que la educación era la herramienta de la libertad de los pueblos, decía que dejarían de ser esclavos cuando tuvieran acceso a la educación.


–¿Cuál es el principal legado de Belgrano al presente de Argentina? –El mismo de San Martín y Güemes: los tres repudiaban las divisiones inútiles. A ellos los volvía locos que estando en guerra nos enfrentáramos en conflictos internos. Belgrano era un animador de la unión nacional; a él le caían fatal los enfrentamientos entre hermanos.


VIDAS PARALELAS

El fin de semana largo invita a pensar la vida de dos próceres de la historia argentina, ya que el viernes se celebró el Día Nacional de la Libertad Latinoamericana, al cumplirse 201 años del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, y el lunes se conmemora el Día de la bandera en honor a la muerte de su creador, Manuel Belgrano. A propósito, Domina contó que ambos tuvieron “vidas paralelas”, más allá de que Güemes era 15 años menor. “Los dos defendieron la causa de la libertad y el norte: Güemes atajando las invasiones y Belgrano haciendo la retaguardia”. Además, consideró que ellos dos, junto a San Martín, están en el podio de los héroes de la patria.


LA FECHA

La bandera argentina fue creada el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Sin embargo, se celebra el 20 de junio en honor a Manuel Belgrano.


* Nota para Diario Perfil Córdoba

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo