Usos, costumbres y mitos navideños

Durante siglos, la Navidad fue una festividad puramente religiosa; la liturgia eclesiástica prevalecía sobre todo lo demás. Sin embargo, en tiempos modernos esa celebración fue variando de carácter, adoptando durante el auge de la sociedad de consumo un sesgo claramente comercial, alejado de la espiritualidad original.

Pese a su sello cristiano, la Navidad se convirtió en una celebración ecuménica, sobre todo en Occidente, con menos entusiasmo entre los angloparlantes y más arraigo en el mundo hispano. Pese a que cada país fue adaptando el festejo a su propio contexto cultural, esa globalización navideña devino en la traslación cuasi automática de tradiciones del hemisferio norte al sur, donde en el mes de diciembre, en lugar de nevadas se registran altas temperaturas y no se ve un reno como no sea en los zoológicos.

En nuestro país, el famoso “crisol de razas”, subproducto de la profusa inmigración, fusionó usos y costumbres de otras partes con tradiciones locales, dando a las celebraciones un sesgo propio.

Entre nosotros, pese a los cambios, la Navidad mantuvo un carácter costumbrista, eminentemente familiar, de reencuentro y buenos augurios. En ese marco, lo religioso fue dejando paulatinamente paso a lo social. Y gastronómico.

Lo que sigue, es un listado de las principales costumbres de esta época del año y una reseña de su probable origen: Niño Dios Jesús recién nacido, rodeado por su madre, la Virgen María, y José, su padre. Se lo representa envuelto en un pañal casero, sobre una cuna de paja. En los pesebres vivientes es un bebé de carne y hueso. Pesebre Alude al lugar donde supuestamente nació el niño, por eso la escenografía incluye pastores, bueyes, asnos y ovejas. Reyes Magos Se trata de los magos que, según los Evangelios, acudieron a Belén guiados por una estrella. No dicen que sean tres ni constan sus nombres, tampoco que fueran reyes. Sus nombres aparecen varios siglos después, en un mosaico bizantino descubierto en Ravena. Estrella de Belén La que, según Mateo, guió a los magos de Oriente hasta Belén. Ciertas teorías basadas en la astronomía afirman que podría haberse tratado de la parábola del planeta Júpiter. Para otros pudo ser una nova o un cometa. Regalos Es una tradición que algunos conectan a los presentes que los Reyes Magos llevaron al niño: oro, incienso y mirra; y otros a una vieja tradición española. En un principio sólo recibían regalos los niños, que a esos efectos debían escribir una carta al Niño Dios, aunque esa costumbre se generalizó por razones comerciales. Árbol de Navidad Su origen es una tradición de los países nórdicos, por eso el árbol es una conífera, abundante en el norte europeo. Luego se inventaron los adornos, cada vez más sofisticados. Nochebuena La del 24. Nochevieja, la última del año. Origen: España. Misa de Gallo Se celebra a las 12 de la noche, siguiendo la tradición inaugurada por el papa Sixto III, quien instaló en el siglo V la costumbre de la vigilia nocturna ad cantum galli (a la hora que canta el gallo). Desde entonces, en esa misa se lee el pasaje en que Lucas cuenta cómo fue el nacimiento de Jesús. Banquete Su origen se remonta a la tradición judía de celebrar con banquetes o ágapes, ciertas festividades religiosas. Con el paso de los siglos, esta costumbre se transformó en verdaderas comilonas, aunque en los últimos tiempos se viene imponiendo la cena fría, más acorde a las temperaturas locales y el nuevo rol de la mujer en sociedad. Sidra y pan dulce Entre nosotros, costumbre heredada de los inmigrantes, sobre todo italianos y españoles. La sidra es española y el panettone bien italiano. Brindis Era con sidra, a las doce en punto. Luego se agregaron variantes como el ananá fizz o el champagne, según los estratos sociales. Pirotecnia. Los fuegos artificiales (más juegos de luces que detonaciones) son originarios de la China antigua. Su uso se generalizó en Occidente para festejar fechas importantes, entre ellas la Navidad. Una costumbre que suele ocasionar muchos accidentes. Villancicos Estos cánticos populares muy pegadizos, que se trasmitían por tradición oral, tuvieron origen en la España renacentista. Sin embargo, las composiciones musicales basadas en la Navidad datan de los primeros siglos. Tarjetas Una costumbre que fue cayendo en desuso era enviar tarjetas postales alusivas a la Navidad. Este modo de salutación fue reemplazado por comunicaciones virtuales como mails y mensajes de texto que colapsan las redes a la hora pico de la celebración. Aguinaldo Tiene que ver con una antigua costumbre, caída en desuso, de dar propinas o gratificaciones a servidores públicos y privados en esa época del año. Papá Noel. Santa Claus. San Nicolás Son personajes adoptados popularmente como encarnación del espíritu navideño. El primero de la saga fue San Nicolás, que alude a San Nicolás de Bari, santo patrono de Grecia, Turquía y Rusia que vivió en el siglo IV. Santa Claus es una traducción defectuosa de Sinterklaas, como llamaban los irlandeses a San Nicolás, convertido en leyenda navideña alrededor del siglo XVII. Papá Noel data de mediados del siglo XIX, pero su versión universal es la que instaló la Coca Cola en el año 1931, con barba cana, barriga prominente y vestimenta en rojo y blanco. Por cierto, se trata de un personaje de ficción, híper utilizado con fines comerciales.

Seguíme en Redes

© 2019 Historiador Esteban Dómina.
Todos los derechos reservados.