Tragedias y catástrofes en la Historia Argentina




Epidemias, catástrofes naturales y ciertas inconductas humanas suelen causar desgracias colectivas. La historia argentina está jalonada de experiencias fatales de esa clase que sembraron muertes a su paso.

Lo que sigue es una reseña sucinta e incompleta de tragedias ocurridas en el siglo XX. Las epidemias se pueden ver en la nota: Epidemias en la historia argentina.


Catástrofes naturales. La Madre Tierra se ensañó al menos dos veces con la provincia de San Juan: en 1944 un terremoto destruyó la ciudad capital y provocó 10.000 bajas (imagen); en 1977 en Caucete murieron 70 personas. En Mendoza hubo varios, el más grave en 1920 dejó un saldo de 250 víctimas. El tornado que azotó a la ciudad de San justo (provincia de Santa Fe) en 1973 causó 66 muertes.

Inundaciones: crecida del río Uruguay, Entre Ríos (1959-13 muertos); ciudad de Buenos Aires (1985-15 muertos); aluvión en San Carlos Minas, provincia de Córdoba (1992-42 muertos); Santa Fe (2003-23 muertos); La Plata (2013-89 muertos).

Algunos accidentes ferroviarios: Alpatacal, provincia de Mendoza (1927-30 muertos); Iturbe, provincia de Jujuy (1945-36 muertos); Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut (1953-36 muertos); Villa Soldati, provincia de Buenos Aires (1962-42 muertos); Altamirano, provincia de Buenos Aires (1964-34 muertos); Benavídez, provincia de Buenos Aires (1970-236 muertos); Sa Pereira, provincia de Santa Fe (1978-55 muertos): Brandsen, provincia de Buenos Aires (1981-34 muertos); estación Once de Constitución, ciudad de Buenos Aires (2012-51 muertos).

Hubo numerosos naufragios, uno de los más recordados, el del ARA Fournier, en 1949, 77 tripulantes perdieron la vida.

Accidentes aéreos: Colonia Tacuarí, en el Chaco (1970-39 muertos), Mendoza (1972-29 muertos), Río de la Plata, frente a Buenos Aires (1981-31 muertos), Posadas, Misiones (1988-22 muertos). En 1997 un avión de Austral cayó a tierra en territorio uruguayo causando 74 muertes. En 1999 la tragedia de Lapa en Aeroparque se cobró 65 vidas. En 2018 un aparato de Sol Líneas Aéreas se estrelló en la provincia de Río Negro (22 muertos).

Desidia. Avalancha puerta 12 en el estadio de River Plate en 1968, 71 víctimas.

Represión y violencia política. Semana trágica (1919), alrededor de 800 muertos; masacre de obreros en la Patagonia (1920-1921), más de un millar de bajas; esos mismos años otras 600 en La Forestal (Chaco). Bombardeos a plaza de Mazo en 1955, 400 víctimas. Entre 1976 y 1983 hubo dos tragedias contemporáneas: el Terrorismo de Estado que dejó miles de víctimas y la guerra de Malvinas, 649 caídos en acción, ambas achacables al régimen de facto que asoló el país.

El terrorismo internacional también dejó su huella: 1992, atentado contra la Embajada de Israel, 22 muertos; en 1994, explosión de la AMIA, 85 muertos.

Más tragedias en democracia: En 1989, intento de copamiento del regimiento de La Tablada, una cincuentena de bajas. Durante los acontecimientos de diciembre de 2001, 39 muertos. Incendio en el local de República Cromañon, ciudad de Buenos Aires, 2004, 194 muertos.

Una de las tragedias más recientes, la del submarino ARA San Juan con sus 44 tripulantes.

Ningún pueblo está exento de fatalidades, pero todas ellas dejan enseñanzas para enfrentar nuevos desafíos, quizá peores.

Seguíme en Redes

© 2019 Historiador Esteban Dómina.
Todos los derechos reservados.